01 octubre 2015

A MODO DE RECAPITULACIÓN

Sin haber expuesto por completo el desarrollo de nuestras actividades pasadas, os hemos anunciado ya las próximas... Podría decirse que este año nos ha desbordado. 
Es cierto; no hemos podido con él. Un año puede resultar tan grande en la vida de una Biblioteca...
A pesar de todo, incluso de la tan traída y llevada crisis, todo avanza. Nosotros intentamos abarcar cada vez más, pero no podemos. Llega un momento en que hay que dejar algo de lado, priorizar, y este Blog -de verdad que los sentimos- se quedó en un segundo, tercer, o último lugar.
Lo sentimos porque sabemos que un Blog sin una actualización al menos semanal, es un blog muerto..., pero es lo que hay.
LLegamos ahora con retraso, con un vergonzoso retraso. Damos un vistazo atrás y van ya muchas disculpas por no ir al día, pero no habrá ni una más. No porque a partir de ahora vayamos a cumplir religiosamente, sino porque nos hemos hecho a la idea de que vamos a hacer lo que podamos, y quien buenamente quiera seguirnos, continuará haciéndolo a pesar de nuestra falta de seriedad.
Nuestra Biblioteca lleva abierta al público veintisiete años. Hemos pasado de la máquina de escribir de carro "largo", por el Pentium uno, el MS2,  tres, y no sabemos cuantos "montones" de gigas, internet, la web 1.0, la 2.0, las redes sociales... Todo al frente de una persona, después una persona y media, y últimamente -¡por fin!- dos personas enteras. 
Nos gustaría pensar que entendéis nuestros retrasos. Nos gustaría sentir que comprendéis que en las Bibliotecas pequeñas, hacemos TODO lo que PODEMOS por cubrir las necesidades de nuestros usuarios. Y que no siempre lo conseguimos. 
Bueno, y después de todo este discurso demagógico, tenemos que ir al grano. Tenemos que contar -al menos- lo que leímos en nuestro Club de Lectura.
Lo último que comentamos fue "La fiesta del Chivo", pero seguimos leyendo, y mucho. La edición pasada del Club fue variada y  fructífera..., bueno, eso creemos. Ya veremos la afluencia de la edición que está por comenzar.


Leímos "El secreto de Maribárbola" de María Teresa Álvarez, una novela histórica un poquito "light", pero amena y con posibilidades para comentar la época y la pintura sobre la que trata. Continuamos con "La historiadora" de Elizabeth Kostova..., sobre Drácula, que va y viene de un sitio a otro (un poco mareo), muchos datos (un poco pretenciosa), bastante leyenda..., "ni chicha, ni limoná". De verdad, "qué lástima de encargo", comentaron algunas de nuestras componentes del Club...
Después pasamos a "El cerrajero del Rey" de María José Rubio,  y esta novela histórica llegó más. No sabríamos decir si por tratar sobre un trabajo artesanal y artístico no especialmente considerado, o por estar escrita en un estilo que, literariamente no es una maravilla, pero sí es correcto y asequible, o por tener una más que aceptable documentación histórica, pero gustó. Nos dio juego para trastear y hablar sobre la historia y sociedad de la época, las artes... Y eso nos gustó. Contactamos con la autora y estuvo a punto de venir a pasar una tarde con nosotros para hablar de su libro, pero sus obligaciones académicas se lo impidieron, aunque la cita quedó pendiente.
Y tras esto, casi sin darnos cuenta, llegó la lectura del Encuentro de Clubes de Lectura. Este año Luis Landero con "El balcón en invierno"... ¡Qué gusto!, ¡qué maravilla leerlo!... Un dominio del lenguaje para expresar sentimientos, una sencillez para decirlo todo y más, una humildad para llegar tan hondo... Luis escribe como es. Como es ahora, por lo menos: un gran ser humano. Nos encantó conocerlo y compartir con él aquella tarde, aquella firma, aquella cena y aquellas fotos (pondremos galería fotográfica completa en el menú derecho).
Con el Encuentro de Clubes de Lectura de la Provincia de Toledo (queda bien, pero yo creo que resulta un poco largo...), llegaron nuestras Jornadas Culturales, las de la Biblioteca de Polán, y quisimos contar con la presencia de algún autor interesante... Contactamos con María Jesús de Juan, a la que seguíamos por Twitter... Desde el primer momento se mostró encantada de colaborar con nosotros, de venir a compartir una tarde con el Club de Lectura. Fijamos la fecha, compramos unos cuantos ejemplares de su novela "Para tocar el cielo", la leímos -por supuesto-, y la recibimos una tarde de junio (que no de mayo, como concertamos en un principio). Su novela es un bombón: breve, concisa, sin grandes pretensiones pero llena de sentimientos... Puede acompañarse con la música con la que ella la escribió... Toda una sorpresa, porque María Jesús es un encanto, una escritora que ama escribir y que te trasmite su amor por la escritura, por su profesión... Y su respeto por nosotros, por los que leemos. Escribe y comparte lo que escribe de tú a tú. 
Nuestro Club quedó encantado con su visita porque se comportó como si fuera un miembro más. Llegó y compartió. Gracias, María Jesús.
Y esto es todo, amigos. Tarde y conciso, pero ha llegado.
Como ya dijimos antes, esto es lo que hay.
Intentaremos que este año, todo sea un poco más serio.

Publicar un comentario