29 marzo 2012

Un testimonio sobre la vida, la amistad y el amor

Como ya adelantábamos, en la última sesión repartimos el nuevo libro, "Martes con mi viejo profesor" de Mitch Albom, un verdadero testimonio sobre la vida, la amistad y el amor, tal y como reza en el subtítulo de la obra.
Desde el año pasado, este  libro formaba parte de la lista de Lecturas pendientes del Club, sin embargo su lectura -por ignorancia- se iba posponiendo. Sí, sí, por ignoracia. Porque esperas que un libro que trata sobre un enfermo terminal, por fuerza ha de ser triste y doloroso..., y en algunos momentos lo es, es cierto, pero de momento, hasta donde hemos leído en estas dos sesiones (16 y 23 de Marzo), es sobre todo un libro valiente, enoome por su sencillez, lleno de "verdades como puños", que decimos por esta tierra. Un libro que si eres lector acostumbrado a subrayar, terminará con más texto subrayado que limpio. Por supuesto, nosotros, como buenos usuarios de la Biblioteca y de los lotes para Clubes de Lectura, no subrayamos, pero en este momento los tenemos abarrotados de esas pequeñas marquitas adhesivas de colorines, que luego nos sirven para desgranar nuestros comentarios.
La amistad surgida en la universidad entre el autor y su profesor Morrie Schwartz, -protagonista del libro-, se retoma  ante las condiciones adversas de una enfermedad terminal de este último, la ELA, lo que sirve para establecer unas visitas semanales, en las que el viejo profesor impartirá a su alumno las que serán sus últimas clases. En ellas el profesor irá abordando distintos temas -el amor, la familia, la vejez, la muerte...- para invitar a su alumno -y por extensión al lector- a la reflexión sobre qué es lo verdaderamente importante en la vida. Todo un cúmulo de profundas verdades, desmenuzadas por un hombre al que no le queda tiempo, que consigue´n llenar de esperanza las expectativas de los que -afortunadamente- confiamos en que aún nos queda mucho tiempo para poner en marcha sus propuestas.
Para la próxima semana terminaremos la lectura de este libro, y nos tomaremo una semana de descanso antes de abordar la próxima.
Os emplazamos hasta entonces.
Publicar un comentario