20 enero 2012

Propósitos incumplidos: nos ha dado tiempo a cambiar de lectura

Pedimos mil disculpas, pues ha pasado mucho tiempo desde que publicamos la última entrada, y además (como alude el título de ésta) no hemos cumplido nuestro propósito de mantener el blog al día.
En la entrada anterior resumimos nuestras últimas cinco sesiones, y así llegamos a la del día 19 de noviembre con la lectura de "Isabel, la Reina" completamente terminada y comentada: la opinión positiva sobre ella fue absolutamente unánime. Sabemos de sobra que la novela histórica da mucho juego en los clubes, porque permite indagar sobe la historia, las costumbres, la vida social de la época..., y además, permite establecer un amplio juego de relaciones con otros pesonajes y hechos históricos; pero además, esta novela nos ofrece una visión más humana del personaje de Isabel la Católica, dejando de ser la REINA para ser la MUJER, la MADRE, la AMANTE, la AMIGA... Y esto -lo admitamos o no, y aunque ofrezca una visión imparcial- nos gusta a tod@s.
Desde entonces ha pasado mucho tiempo. Tanto, que nos ha dado tiempo a leer casi por completo otro libro: el día 26 de Noviembre comenzamos la lectura de "Brooklyn Follies" de Paul Auster, autor al que la mayoría conocíamos, pero del que casi nadie había leído nada. La presentación fue sencilla: el protagonista Nathan Glass, regresa a Brooklyn, el barrio de su niñez, para encontrar un lugar que le permita prepararse para morir..., pero en realidad lo que hace es empezar de nuevo en el mismo lugar en el que no había estado desde hacía cincuenta años.
Con esta premisa, la lectura que íbamos a abordar parecía no ofrecernos una historia feliz; sin embargo, a lo largo de las sesiones, hemos ido sorprendiéndonos cada vez más y más, porque la historia tiene más bien tintes de comedia, es -casi- un cuento de hadas de nuestros días.
Ya hemos anunciado que el libro, a estas alturas de enero, lo tenemos practicamene terminado, aunque en realidad hemos llevado a cabo pocas sesiones, pues hemos tenido vacaciones por Navidad y el día 9 de Diciembre tuvimos actividad extra: tenemos la suerte de contar en el Club, con Carmen Arnau Muro, creadora de la Fundación para el estudio y la difusión de la cultura de los pueblos indígenas siberianos , y fundadora del Etnomuseo privado de los pueblos indígenas de Siberia, situado en Las Ventas con Peña Aguilera, y del Museo Etnográfico situado  en nuestro pueblo, por lo que tuvo la deferencia de ilusttrarnos sobre la cultura de estos pueblos tan lejanos, mediante la proyección de algunos videos realizados por ella en algunas de las expediciones hechas a Siberia; también vimos el museo con detenimiento, atendiendo a sus explicaciones, y teminó agasajándonos con un té y dulces típicos de estos pueblos.
Tras este pequeño inciso, en definitiva sólo nos hemos reunido los días 2 y 23 de Diciembre y el 13 de Enero, aunque han sido suficientes para manifestar las opiniones del grupo. Ya hemos dicho que la novela nos sorprendió casi desde el principio, sobre todo con toda esa sucesión de casualidades: en las primeras páginas el protagonista (¿o es sólo el narrador?) se reencuentra con su sobrino Tom casualmente, por casuaidad conoce al jefe de éste, el librero Brightman, siguiendo un impulso casual tomará contacto con la Bella y Perfecta Madre... Todo esto nos ha llevado a preguntarnos si desde el transfondo de su libro, el autor nos está animando a plantearnos ¿es el azar determinante en nuestras vidas ó, por el contrario, existe un destino predeterminado?. También nos ha llamado mucho la atención la importancia que se da al papel de la familia, aunque no sea una familia al uso, sino una serie de seres humanos estrechando lazos, introduciéndose unos en las vidas de los otros, formando un grupo que acaba por conseguir ver el lado bueno de las cosas... Esto nos ha llevado también a pensar, si ese libro que Natan intenta escribir, "El libro del desvarío humano", ese proyecto de biografías de gente anónima, ¿no se asemeja en algo al libro que estamos leyendo?...
De todo, del placer que ha resultado descubrir a Paul Auster, del placer que nos ha producido leer "Brooklyn Follies" y hablar sobre ella, nos quedamos con esta frase de Natan Glass: "Nunca debes subestimar el poder de los libros".
En la proxima sesión, conclusiones y nueva lectura.
Publicar un comentario