07 abril 2011

De momento, en la puerta...

Como podéis ver, intentamos no faltar a nuestra palabra y mantener "casi" al día nuestro Blog.
Llegamos a la sesión del día 25 con la lectura cumplida, una opinión -más o menos formada- de cada participante, y cierto "desinterés"... Hasta el momento, lo que más les había gustado era lo referente al cuadro de Las Meninas, él único momento en dónde habían visto color entre tanto blanco y negro.
Es cierto que la  idea de la muerte está muy presente en toda la obra (ya lo advertimos al repartirla), pero el autor, da su visión de ella de una manera amable, aderezada con dosis de humor negro, lo que es de agradecer.
Convinimos leer hasta el comienzo de la segunda parte para el día 1 de abril, y así lo hicimos. Para esta sesión, ante el desconcierto general ante la obra y su interés por su vertiente pictórica, estuvimos comentado las pinturas que desfilan por sus páginas, las interpretaciones más tradicionales sobre ellas frente a las más personales de Copeiro, de modo que la tarde resultó casi un monográfico sobre "La pintura en La puerta de las Meninas".
En resúmen, nuestras lectoras reconocen que el juego literario que el autor desarrolla (narrativa, poesía, alguna nos "adelanta" que también teatro) resulta interesante, que la fluidez del relato hace que la lectura avance de manera ligera, incluso que hay algún pasaje inesperado por lo divertido (el capítulo de los baños del instituto), pero... El pero queda sostenido hasta el próximo viernes.
Publicar un comentario