19 junio 2018

RECTA FINAL

Tras la lectura anterior, el Club entró en un mes plagado de presentaciones y encuentros acompañados de sus correspondientes lecturas, por lo que trataremos de seguir un orden al contaros como ha sido este trepidante final de edición.Nada más pasar la primera semana de mayo, comenzaron las Jornadas Culturales de la Biblioteca, que se celebran anualmente para conmemorar el aniversario de su apertura, y en la programación estaban incluidas varias actividades en las que participaba nuestro Club de Lectura. Comenzamos el día 11 de Mayo con la Presentación del libro "Kazajstán, país de tradiciones y apertura", a cargo Carmen Arnau Muro, su prologuista y responsable de su publicación a través de la Fundación que lleva su nombre


Esta presentación era importante para nuestro Club porque Carmen pertenece activamente a él desde hace varios años, y siempre estás dispuesta a colaborar con la Biblioteca, con el Club, el Ayuntamiento... La presentación estuvo bastante nutrida de asistencia, resultó muy interesante y el Club -en plan sorpresa- se encargó de preparar el aperitivo que tuvo lugar después, para corresponder a Carmen sus constantes atenciones con nosotros siempre que organiza actividades en su Museo Etnográfico o en el Etnomuseo, ambos dedicados a los pueblos indígenas de Siberia y Asia Central.



El viernes 18 de Mayo, recibimos a Consolación González Rico para presentar al Club de Lectura su última novela, "La vida que perdimos", segunda parte de "Una mujer de la Oretana" sobre la que también tuvimos un encuentro en otra ocasión, y sobre la que Consolación guardaba -exactamente igual que nosotros- un recuerdo muy entrañable. El reencuentro fue muy gratificante, como si no hubiera pasado el tiempo y retomáramos la conversación donde la dejamos, en la Oretana. Tras su charla sobre la novela y nuestras preguntas, seguimos conversando un rato en el "picoteo" posterior, y nos despedimos con la firme convicción de que esta no seria la última tarde que compartiéramos con ella.


El viernes siguiente, el 25 de Mayo, disfrutamos del Encuentro con Carmen Manzaneque y su novela "Donde brotan las violetas", que realmente ha sido la última lectura conjunta del Club de Lectura de esta edición. Debemos confesar con todos estos eventos precisamente los viernes (el día en que se reúne el Club), las sesiones  se habían interrumpido y dado por terminadas, por lo que sólo habíamos tenido ocasión de comentar "si nos estaba gustando", "qué tal lo llevábamos", etc., al encontrarnos o coincidir con otros miembros del Club. Pero precisamente por esto, el encuentro resultó muy interesante, ya que acudimos a él con la lectura recién terminada, sin juicios ni comentarios previos, y pudimos disfrutar de todo el proceso creativo que nos contó Carmen, de dónde nacieron sus ideas, cómo lo desarrolló, el camino hasta ser finalista del Premio Planeta, etc. Carmen es una gran conversadora, muy cercana, acostumbrada a los Clubes de Lectura, y a nosotros nos regaló una tarde muy interesante en la que además tuvimos el placer de escucharles leer sus propias poesías, recogidas en el libro "Cuando las muñecas me negaron el saludo".Y tras otra presentación el día 1 de Junio, la "De ninfas y faunos" de Francisco de Paz Tante, en la que el Club asistió casi en su totalidad y en la que participó activamente ya que Francisco es polaneco y siempre es un honor que venga a la Biblioteca a presentar sus obras, llegamos al  7 de Junio, el día del XX Encuentro de Clubes de Lectura de la provincia de Toledo, organizado por la Asociación "El Libro de los Clubes" a la que pertenecemos desde hace varios años. El Encuentro tuvo lugar en Boroxy allí acudimos para conocer a Javier Sierra y disfrutar de una conferencia que, bajo el título de "En busca del fuego literario", le sirvió para hablarnos sobre buena parte de su trabajo de investigación, documentación y creación literaria sobre un tema que domina y que aparece en varias de sus obras: la búsqueda del Santo Grial, hasta llegar a "El fuego invisible", galardonada con el último Premio Planeta


Nuestro Club disfrutó de una tarde (y una buena parte de la noche) muy interesante y divertida: tras la charla, visitas a la localidad, firma de ejemplares, dulces, fotografías, cena... Sólo nos queda agradecer la cogida que el pueblo de Borox nos ofreció, y congratularnos por el estupendo funcionamiento de nuestra Asociación que reunió esa tarde a setecientas personas en torno a la lectura.Al día siguiente, y por si todo esto hubiera sido poco, nos reunimos en la Biblioteca entorno a una colorida y apetitosa mesa, para despedirnos del Club de Lectura hasta el próximo Octubre.
Aquí os esperamos.
Publicar un comentario