13 septiembre 2016

XVIII ENCUENTRO DEL CLUBES DE LECTURA

La organización anual de este evento nos llena de orgullo a las Bibliotecas que pertenecemos a la Asociación "El Libro de los Clubes", ya que representa la culminación del trabajo anual en el seno de los Clubes de Lectura de las Bibliotecas Públicas Municipales de Toledo.
Nos exige un esfuerzo importante de organización, coordinación, desplazamientos de los responsables de los clubes, etc., y comenzamos a prepararlo con muchos meses de antelación para que todo esté a punto. Las dificultades surgen todos los años; unas veces pequeñas, otras más grandes, pero nunca tan enorme y absurda como la de este año: un problema en la planificación de su agenda, hizo que Don Antonio Muñoz Molina nos dejara plantados unas semanas antes de la fecha. "...Un compromiso ineludible..." y -parece ser- mucho más importante que el que había cerrado con nosotros varios meses atrás.




Dificultad añadida, muchos nervios, momentos de desesperación... Con muchas prisas y siempre con la verdad por delante, hubo que contactar con otro autor, y finalmente pudimos contar con la presencia de Santiago Posteguillo, que no opuso ningún reparo en participar en nuestro Encuentro. Claro está, los Clubes ya no teníamos tiempo de planificar una lectura común para todos, por lo que no podiamos realizar el encuentro en torno a una de sus obras... Pero Posteguillo demostró ser -aparte de un estupendo escritor-, un gran docente y un magnífico comunicador, y nos ofreció una interesantísima disertación sobre "Novela histórica y literatura novelada", en la que diseccionó gran parte de los entresijos que conlleva el estructurar una historia, documentarla, conseguir que sea lógica, hacerla veraz... Consiguió captar toda la atención del auditorio durante las casi dos horas de magistral charla. 
La Asociación El Libro de los Clubes estará eternamente agradecida a este autor por su entrega y su total disponibilidad para hacer posible este encuentro.
Después completamos la tarde con la firma de ejemplares, las fotografías con Posteguillo, las actividades complementarias y una estupenda cena, que tardó un poco más de lo programado, pero mereció la pena.
Publicar un comentario