25 septiembre 2013

Y por fin, El Encuentro...

 Después de la última lectura, nos encontrábamos ya a mediados de mayo. Sólo nos quedaba la lectura para el "XV Encuentro de Clubes de Lectura de la Provincia de Toledo". Este año tendría lugar en Los Yébenes, y lo dedicaríamos y compartiríamos con Manuel Rivas y su libro "Las voces bajas".
El libro, de tintes autobiográficos, es una pequeña memoria del autor, en el que desgrana los recuerdos de su infancia y adolescencia de un modo casi impresionista, tiene una lectura bastante fluída y al no ser excesivamente largo, invita a bucear en otros títulos del autor, como ocurrió en nuestro Club. Es cierto que, en un principio, nuestras lectoras andaban algo despistadas, no sabían como interpretar los primeros capítulos o partes del libro, porque no tienen un hilo continuo, pero tras leer en un Blog, la opinión de un lector que me pareció muy buena, les aconsejé que no afrontaran la lectura como si fuera una novela, sino como un libro de relatos, y que no leyeran de seguido más de uno a la vez, para coger toda ese poso nostálgico, casi romántico, que tiene el libro. Al final, el libro nos gustó mucho, pero ahora nos gusta más; sobre todo después de haber tenido la oportunidad de conocer y escuchar a Manuel... Es una persona encantadora, accesible, educada, y un estupendo orador. En la presentación que nos hizo sobre su libro nos hipnotizó, realizó una representación casi teatral. llena de magia, y se metió al auditorio (casi 600 personas), en el bolsillo de la camisa, que stá más cerca del corazón.
Tan entregado es este escritor, que quiso hacer una dedicatoria personalizada para cada lector, estampando -además de su firma- una ilustración distinta para cada uno, una pequeña obra de arte, pero éramos tantos que no tuvo tiempo... ¡hubo que interrumpir la firma de ejemplares!. Pero nadie se quedará sin su recuerdo, porque se comprometió a hacerlo en casa si le enviábamos los libros... Y como vamos con retraso en lo que a entradas se refiere, puedo asegurar que lo ha cumplido, porque los libros ya están listos esperando que cada uno de los Clubes los recojamos.
Manuel se quedó a cenar con todos l@s lector@s, converso con todo el mundo, se hizo fotografías con todo el que se lo pedía... Convirtió nuestro XV Encuentro, en uno de los más inolvidables, y nos convenció de que por momentos así, vale la pena leer.
Hasta siempre, Manuel.

En nuestra Biblioteca, todo esto nos pilló en medio de nuestras Jornadas Culturales, por eso después no tuvimos ya tiempo de contaros todo esto, ni que terminamos el resto de los Talleres de la Biblioteca con muy buen sabor de boca, y grandes esperanzas de poder continuar la labor en este nuevo curso que acaba de empezar.
Publicar un comentario