22 noviembre 2012

El Verano del Club de Lectura

Siempre regresamos a nuestro blog pidiendo disculpas; esto se ha convertido en una mala costumbre que, a partir de ahora, deberemos corregir... Al finalizar la edición pasada, tras el Encuentro con Javier Moro, ya no volvimos a dar señales de vida, a pesar de que mantuvimos las sesiones casi hasta finales de Junio... No sirve las excusas, mejor nos ponemos manos  a la obra.
La sesión del 15 de junio la dedicamos a valorar el Encuentro, comentar impresiones, anécdotas..., de lo que ya dimos cumplida información en su día. La del día 22, fue la de la despedida y entrega de la lectura para el verano. Tras la pertinente votación entre las dos novelas que trataban sobre Marilyn Monroe -como ya os contamos en aquel momento-, y de las que leímos el primer capítulo de cada una, había resultado ganadora la titulada "Blonde" de Joyce Carol Oates, por lo que el lote ya estaba dispuesto para salir de vacaciones. A nuestro Club le esperaba un verano en el que deberíamos consumir más de 900 páginas...
¿Y qué ha ocurrido?
Comenzamos las sesiones algo más tarde que otros años; concretamente el día 19 de Octubre, y la vuelta trajo resultados variopintos: solamente dos de nuestras lectoras habían completado la lectura. Ell resto, había avanzado poco; unas por falta de tiempo, otras por falta de interés...; de éstas últimas, muchas tenían el propósito de terminarlo, pero algunas habían desistido ya en el empeño, no les gustaba nada. Gran paradoja: es la primera vez que ellas son las responsables de elegir lo que vamos  a leer, y a la gran mayoría no les gusta la elección... 

Aún así, con la lectura sin terminar en unos casos, y en otras interrumpida en seco, la sesion fue muy fructífera y participativa y dejó flotando en el aire una idea bastante generalizada:  Marilyn Monroe es un personaje  universal, del que hemos recibido información tan exhaustiva (conocemos la parte de su vida llena de glamour, sus películas, algunas de sus debilidades, la leyenda en que ha quedado envuelta su muerte...), que creemos que ya no queda lugar para la sorpresa. ¿Tal vez nos interesa más el mito, la actriz, que la persona que pudo ser...? Sólo quedaba una alternativa: animarles a seguir con la lectura sin prisa, intercalándola con la que debíamos empezar ya. El estilo de Oates resulta algo denso e introspectivo -es cierto-, pero la novela está tan eshaustivamente documentada, reconstruye de una modo tan cercano la vida interior de la estrella, que sería una lástima perder la oportunidad de conocer a Norma Jeane Baker, a la mujer hambrienta de cariño, al ser humano que había tras el personaje.
 Una última recomendación que puede complementar la lectura,  "Mi semana con Marilyn" de Simon Curtis, recreación de una pequeña etapa de la vida de la actriz que también aparece en el libro, y en la que pueden apreciarse ciertas similitudes.
En las próximas entradas (esperamos que no tarden) entraremos de lleno en esta edición del Club de Lectura.


Publicar un comentario