21 octubre 2010

Comenzamos de nuevo

Como ya os adelantamos, el pasado viernes 15 de Octubre, comenzamos la actividad de nuestro Club.
Nos habíamos marchado con "Agua del limonero" de Mamen Sánchez bajo el brazo, para afrontar y aprovechar el verano; por tanto, teníamos material para nuestros comentarios.
Salvo alguna contada excepción, todo el mundo se había leído el libro y -sin excepciones-, les había gustado: lo que en principio parecía una lectura de evasión para disfrutar en la playa, en la piscina o en las cálidas noches veraniegas, se descubre como una historia que consigue enganchar al lector desde el principio.
La escritora no presenta un argumento en el que se entremezclan las historias, una situada en España, en el presente y el pasado reciente, y otra situada en el pasado evocador de lugares como Acapulco y Nueva York en los años 50,  y cuyo nexo de unión es la periodista Clara Cobián. Pero además, Mamen Sánchez -de la que nadie había leído nada hasta el momento- se descubre como una escritora con una destreza narrativa impresionante, que salpica el relato con pinceladas que nos recuerdan el "realismo mágico", y capaz tanto de crear capítulos con entidad propia (caso del trece), como de entrelazarlos de un modo magistral (al final de capítulo octavo nos cuenta que se puso a escribir "de una sentada y sin corregir una sola coma todo el capítulo noveno", y a continuación aparece justo ése capítulo, sobre la vida de Greta Bouvier, a quien Clara Cobián está investigando para escribir su biografía; de modo, que uno se pregunta si está en el capítulo noveno de la novela que está leyendo, o en el capítulo noveno de la novela que Clara está escribiendo).
En definitiva, su lectura nos ha resultado como un "inesperado regalo" del pasado verano, como parece ser  resultó serlo su anterior novela, en opinión del escritor Enrique Urbizu.
Finalizamos la sesión entregando el nuevo libro que vamos a comenzar: "Lo que esconde tu nombre" de Clara Sánchez, Premio Nadal de este año.
El mismo apellido para ambas autoras. Esperamos tener suerte, y recibir otro "inesperado regalo" este otoño.
                                                                                                                                       
Publicar un comentario