17 junio 2010

Contra el viento a toda vela

La lectura de "Contra el viento" ha seguido adelante en lo que quedaba del mes de mayo, que ya sólo nos ha permitido celebrar dos sesiones (jueves 20 y jueves 27), pero con el tiempo justo para que termináramos el libro antes del encuentro con Ángeles Caso. Como opinión general: el libro nos ha gustado, está muy bien escrito, con un vocabulario rico, elegante, toca temas de actualidad como la inmigración, los malos tratos, las grandes diferencias que existen entre unos puntos del mundo y otros..., pero sin querer pecar de exigentes, al ser un Premio Planeta, esperábamos más...
En cuanto al Duodécimo Encuentro de Clubes de Lectura de la Provincia de Toledo, resultó estupendo: la organización estuvo genial, el Ayuntamiento de Cabañas de la Sagra y todos los colectivos que colaboraron con él nos trataron de maravilla y -por supuesto- nuestra compañera Celeste, como buena Bibliotecaria, había planificado todo al milímetro (recepción de clubes, encuentro, firma de ejemplares, cena....), por lo que le damos nuestras más sinceras felicitaciones.
Por lo que se refiere a la charla en sí con Ángeles Caso, lo cierto es que resulta una delicia escucharla; tiene una dicción perfecta, una voz con personalidad, muy agradable (se nota que ha trabajado en radio y televisión), y es una buena conversadora..., pero no resulta cercana; a nosotros, al menos,  no nos lo pareció.
Es cierto que tanto los bibliotecarios-as, como las/los miembros de los clubes, acudimos con demasiada ilusión a estos encuentros. Para nosotros es una tarde especial: vamos a conocer a un autor o autora cuyo libro hemos leído, y sobre el que hemos estado hablando durante varias semanas, y nos olvidamos que ellos están trabajando, promocionando un libro que -en este caso concreto- más de cuatrocientas personas nos hemos molestado en comprar y en leer... Es una lástima que se nos olvide esto. Bueno, no; no es una lástima, porque se nos olvida gracias a personas como Toti Martínez de Lezea, Alicia Giménez Bartlet o Gonzalo Giner (con quienes tuvimos los anteriores encuentros), que hablaron mucho con cada uno de nosotros a la hora de firmar los ejemplares, no tenían prisa por marcharse, tuvieron la deferencia de compartir la cena que habíamos organizado también para ellos... De todos modos, creemos que ha resultado una experiencia positiva, si. Nos ha hecho pensar que para los Clubes de Lectura, cuyas pretensiones son modestas: leer, hablar sobre libros y lectura, conocer y aprender -tal vez- haya ciertos premios que se nos quedan grandes... Aunque también podría ser al revés, ¿no?.
Nuestro Club de Lectura se despide hasta el próximo octubre. Un saludo.
Publicar un comentario